Pañales

5 helados naturales para preparar con nuestros hijos.

El verano aún no termina y, aunque los días de calor ya no son tantos, unos helados naturales pueden hacer que una tarde de juegos sea perfecta. Pasar un rato con ellos en la cocina será un gran momento de diversión y aprendizaje, la preparación de los helados naturales es muy simple y divertida así que ¡a ponerse los delantales! 


Luego de pasar el día jugando, los chicos quieren algo divertido para la merienda. Además tenemos que mantenerlos hidratados si estuvieron corriendo sin parar. Como padres debemos evitar los productos industrializados que, aunque a ellos les encantan, sabemos que no son buenos para su salud si se convierten en nuestro “caballito de batalla”. Como alternativa hoy te proponemos estas recetas de helados naturales que les encantarán y serán sus preferidos en cualquier época del año. 

Aclaración: Si vas a preparar estas paletas para bebés menores de un año recordá que no se recomiendan darles miel, frambuesa o frutilla ya que pueden causarles alergias. Consultá con tu pediatra de confianza qué frutas recomienda para su edad. 

Ahora sí, a hacer lugar en el freezer y ¡manos a la obra! 

1. Helado de frutas

Helado en un tazón sobre la mesa

En esta época del año se consiguen duraznos, damascos, pelones, sandías y mangos. Aprovechemos estas frutas tan dulces para esta propuesta de helados naturales.

Paso 1: Quitarle la piel y el tronco a tres mangos para quedarnos solo con la pulpa. 

Paso 2: Cortar la fruta en trozos pequeños. Acá pueden ayudarnos nuestros hijos. 

Paso 3: Licuar junto con 400ml de leche (Podemos sumarle crema de leche para que queden más cremosos).

Paso 4: Llevar al congelador en moldes de paleta. 

Además de mango podés agregarle banana o frutilla que combinan muy bien. Si no conseguís esta fruta tropical podés usar las frutas que consigas con la misma receta. 

2. Yogurt Natural

Niña tomando helado en un banco

Esta opción es muy simple y se resuelve en pocos minutos. Solo necesitas yogurt natural, que no tiene azúcar ni colorantes agregados y frutas. Como el sabor tiende a ser un poco ácido es mejor usar frutas dulces que como las frutillas, frambuesas o arándanos. También se pueden usar las que vienen en lata, pero recordá que generalmente vienen en almíbar, es decir con conservantes y azúcar, por lo tanto debe ser una opción moderada. 

Paso 1: Preparar una mezcla de yogurt y frutas en un bowl para que queden las mismas proporciones. 

Paso 2: Dividir la mezcla en moldes de paleta o pequeños recipientes que sean fáciles de desmoldar.

Paso 3: Congelar hasta que queden duros (2 o 3 horas para poder desmoldarlos enteros)

3. Paleta multifruta

Paleta frutal

La idea de este helado es crear un helado transparente para que se vean los trozos de frutas, será llamativo y querrán llegar a la fruta rápidamente.

Paso 1: Comenzar haciendo una limonada (que puede ser de naranja también) usando el jugo de tres limones en un litro de agua y agregando azúcar o un endulzante natural. 

Paso 2: Luego cortar frutas, acá también pueden aparecer las manos de los más chicos cortando las frutas más blandas con cuchillos para niños. 

Paso 3: En un molde para paletas poner el jugo que preparamos con los trozos de frutas. Todas pueden congelarse, pero algunas como las bananas cambian demasiado y no se ven lindas. Por son las mejores son frutillas, manzanas, kiwi, durazno, arándanos o cerezas. 

Paso 4: ¡Al congelador!

4. Paleta tricolor 

Paletas Multicolor

No hay dudas de que los alimentos coloridos son los preferidos de los chicos, por eso vamos a combinar las recetas de este artículo para crear una paleta de varios colores. El truco consiste en llenar el molde por partes e ir congelándolo uno a uno. 

Paso 1: Llenarun tercio del molde con la fruta licuada con leche y llevar al congelador para que solidifique esa parte. Con una hora es suficiente, solo necesitamos que los sabores no se mezclen. 

Paso 2: Una vez que la primera parte está lista ponemos el jugo casero y frutas en trozos y lo llevamos al congelador. 

Paso 3: Por último agregar la tercera parte de yogurt con frutas para darle un toque blanco. Volvemos a congelar todo durante dos horas y listo. Tenemos paletas de diferentes sabores y colores. 

5. Paleta Oreo, nos corremos del helado natural 

Estas galletitas han invadido frappes, helados y postres clásicos como el cheescake, sin dudas será un ingrediente que les fascinará a los chicos. Está claro, no es algo natural y sano como una fruta, pero mientras no se consuman en exceso pueden formar parte de un helado saludable. El mensaje que debemos dar como adultos es aprender a moderar aquello que no es tan sano, porque si lo prohibimos generaremos más deseo en los niños y no le estaremos enseñando realmente a comer sano. 

Paso 1: Batir 400ml de crema de leche hasta que quede espesa. 

Paso 2: Agregar una lata de leche condensada. 

Paso 3: Moler un paquete de galletas Oreo en pequeños trocitos. Para que sea más fácil ponelas en una bolsa hermética y triturá con la mano. 

Paso 4: Incorporar las galletitas a la mezcla 

Paso 5: Congelar hasta que endurezca. 

 

Esperamos que disfrutes un agradable momento de cocina con tus hijos, seguro estos helados van a venir muy bien para cualquier tarde de juegos. Además, si te gustó este artículo no te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales. En Facebook: La Pañalera y en Instagram @LaPanaleraOnline. ¡Allí publicamos consejos, ofertas y mucho más!

Si estas recetas te gustaron te invitamos a que sigas navegando en nuestro Blog, continuaremos publicando artículos para padres y madres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *